En la actualidad es común ver a millones de personas en las calles, en unidades de transporte, plazas, parques, gimnasios, restaurantes y cualquier otro sitio público usando sus auriculares, especialmente los más jóvenes. Es una acción muy común y rutinaria, disfrutar de la música favorita mientras se realizan las actividades diarias.

Pero el uso de estos auriculares se ha estado convirtiendo en algo demasiado frecuente, es normal que pase mucho tiempo mientras se llevan estos accesorios en los oídos y aunque la mayoría de personas lo desconozca, esto puede representar un verdadero peligro para la salud auditiva.

Además del gran tiempo de uso, en la mayoría de los casos no se está consciente de volumen que se emplea, suele ser muy alto, especialmente en los ambientes más ruidosos donde se busca eliminar o no estar atento del ruido externo. Cabe destacar, que se conoce que el 50% de los adolescentes usa estos audífonos, también las personas jóvenes con edades que van hasta los 35 años.

Consecuencias del uso de los auriculares

El mal uso de los auriculares solo puede derivarse en consecuencias negativas para la salud, esto puede generar diversos tipos de sordera, es decir, que genera la pérdida de la audición y este es un grave problema que además es completamente irreversible. También se pueden generar otras complicaciones, enfermedades relacionadas con el sistema auditivo, como infecciones por ejemplo.

Recomendaciones para el uso de los auriculares

A pesar de los posibles problemas que puede generar el uso de estos accesorios, no quiere decir que se deben evitar. Se pueden usar sin tener que sufrir complicaciones al respecto, siempre y cuando su utilización sea correcta, al respecto algunas recomendaciones:

  • Es mejor apostar por los auriculares con forma de orejera, ya que son más saludables que aquellos que son de tapón, los cuales se deben introducir.
  • No prolongar su uso por más de una hora.
  • Es primordial que el volumen sea moderado, es decir, menos de 110 decibelios, los cuales representan el 60% de la capacidad de los dispositivos. Cabe destacar, que el alto nivel del volumen además que es dañino, distorsiona el audio.
  • Es excelente utilizar los audífonos que permitan la movilidad, por ejemplo los de tipo inalámbrico, aunque también se debe cuidar la calidad del receptor.
  • Un punto clave es no compartir los audífonos para evitar cualquier tipo de infecciones, estos accesorios son completamente personales.